El contexto actual nos ha llevado a una situación poco favorable tanto a nivel social, económico y anímico; sin embargo, es importante resaltar que ha traído consigo algunos beneficios como la reducción de la contaminación, mayor tiempo disponible para pasarlo con nuestras familias y para adquirir nuevas habilidades o conocimientos. Sin embargo, muchas personas están ignorando las más grandes lecciones que nos ha podido brindar esta experiencia y a continuación te comentaré algunas de ellas.

Ten un Fondo de Emergencia

Esta es una práctica que muy pocas personas tenemos hoy en día, pero que en la situación actual cobra una mayor importancia. Tanto tus fondos en el sistema de pensiones o seguros de vida/accidente que poseas, son solo “fondos” o respaldos a los que no se acceden con facilidad, rapidez o en emergencias como estas; sin mencionar que no deberían ser tus únicas opciones en un contexto normal. El contar con tu propio fondo de emergencias en una cuenta separada, no solo te servirá cuando decidas cambiar o dejar tu trabajo actual, sino que te será mucho más fácil y rápido acceder y hacer uso de él en situaciones como la que estamos pasando. Si aún no cuentas con tu propio fondo puedes empezar ahorrando el 10% de tus ingresos netos en una cuenta de banco que no te cobre comisiones o mantenimiento, o que al menos estos costos sean los mínimos. Aunque, si ya cuentas con uno, te sugiero que evalúes la opción de incrementar el monto que depositas mensualmente en este. Si te gustaría un artículo con técnicas y consejos para ahorrar o mejorar el uso de tu dinero házmelo saber en los comentarios.

Aprende a Manejar Mejor tu Dinero

Este es otro punto clave, pues muchos de vosotros quizá compraron un nuevo TV, un auto o consola de videojuegos a inicios de este año, y no digo que esté mal darse sus gustos, pero si los compraste a crédito; quizá te encuentres sufriendo con las cuotas o re-programando los pagos en estos momentos. Por ello, te recomiendo, que sigas 2 importantes reglas en el futuro: Compra al contado y vive por debajo de tus posibilidades.

Con la primera regla no me refiero a que dejes de darte tus gustos, sino que dejes de comprar de manera impulsiva (osea con tu tarjeta de crédito) cada vez que veas una oferta o descuento. Antes de ello pregúntate ¿Puedo comprarlo al contado? ¿Es necesario o urgente que lo compre en este momento? Si haces esto antes de alguna compra empezarás a notar un cambio positivo en tus finanzas personales.

Con la segunda regla no digo que debes vivir en una “caja de zapatos”, de lo que hablo es que no gastes más de lo necesario. De nuevo, es excelente que te des tus gustos de vez en cuando, pero ir todas las noches a cenar en restaurantes caros o comprar ropa de marca cada semana irá reduciendo significativamente tu cuenta bancaria, lo cual no será nada favorable en situaciones de emergencia como esta.

Ten Más de 1 Fuente de Ingresos

Creo que ya lo mencioné en un post anterior o probablemente lo haga en uno futuro, pero hoy más que nunca los conceptos de Ingresos Pasivos y Diversas Fuentes de Ingreso toman gran importancia. Es por ello que te invito a que aproveches este “tiempo libre” para evaluar tu situación y empezar a buscar otras alternativas para generar ingresos, ya sea de manera activa con un trabajo adicional a medio tiempo, como freelance o generando ingresos pasivos alquilando un activo por ejemplo.

Muchas gracias por haber llegado hasta el final de este artículo y espero que te haya resultado de mucha ayuda. Recuerda suscribirte al blog si te interesan estos temas y seguirme en mis redes para mayor contenido. Siéntete libre de enviarme cualquier consulta, sugerencia o si requieres ayuda con tu emprendimiento o proyecto puedes escribirme directamente a aurelio.denegri@10percentlife.blog o adenegri@lapaltamarketing.com, te deseo un excelente día.